El Alma de tu Salud

Me gustaría que nos enfocáramos esta semana en construir espacios de equilibrio interna y externamente, con la plena conciencia de que la salud está en nuestras manos.

Nuestro cuerpo siempre busca el equilibrio!!!

¿Por qué entonces nos enfermamos?

  • Nuestra alimentación es deficiente
  • Ingerimos más tóxicos de los que podemos eliminar
  • Tenemos una alta exposición a campos electromagnéticos
  • Nuestra vida hoy es sedentaria
  • Acumulamos emociones que nos procesamos ni gestionamos adecuadamente
  • Tenemos creencias de no merecimiento, no desear o no considerarnos capaces de estar sanos
  • Usamos la enfermedad para inculpar a otros
  • Como mecanismo de supervivencia
  • Preferimos crear un síntoma en lugar de decir NO a situaciones o personas que no nos gustan
  • Es una manera de escapar a nuestras propias responsabilidades
  • También la enfermedad se convierte en una manera muy eficaz de llamar la atención 

Si alguno de estos puntos te resuena, es tiempo de ponernos manos a la obra y restablecer nuevos hábitos positivos que te acerquen a un espacio más armónico entre tu cuerpo y tu mente que te permitan crear SALUD!

Generalmente la enfermedad es un camino que nos indica que estamos yendo por una ruta que no es la más adecuada, es un llamado de atención para re-calcular lo que estamos haciendo por nosotros mismos.

Es un buen momento para enfocarnos en creencias que apoyen la vitalidad, la salud y la curación.

Asumir la gestión de nuestras emociones para que no se congelen adentro, liberarlas para abrir espacios mentales es indispensable si no queremos intoxicarnos emocionalmente. 

La rabia, la ira el rencor, la venganza , los celos, la envidia son emociones de frecuencia de onda muy baja y generan una bioquímica de estresores en nuestro cuerpo como el cortisol que endurece nuestras arterias, engruesa nuestra sangre, produce oscilaciones desordenadas en nuestra frecuencia cardíaca, creando una resonancia de desorden en nuestra mente y  acidez en nuestra sangra, nos volvemos literalmente “mala sangre”.

Por el contrario sinos concentramos en sostener momentos de placer, de alegría de serenidad la química corporal se transformará con mayor serotonina, oxitocina,  óxido  nítrico que mejoran nuestro terreno interior alcalinizándolo.

Te invito a que asumas la responsabilidad de tu vida, desactivando el piloto automático y siendo plenamente consciente de lo que te habita en tu mundo interior, de tus acciones e interacciones . Tu salud no la puedes delegar.

Se consciente de los estímulos que llegan a tu vida por que de ellos depende tu salud o tu enfermedad.

EL BIENESTAR ESTA EN TUS MANOS

Xiomara Xibillé.

Puro corazón!!!

Deja un comentario