Conviértete en la persona más importante para Ti Misma, para Ti Mismo

 ¿Cuántos de nosotros en el curso de nuestra vida, no hemos perdido el camino?

Nos hemos dejado llevar por los reflejos de realidades que nos alejan de nosotros mismos.

Generalmente nos pasa esto, cuando orientamos toda nuestra atención y energía en el bienestar de los demás, en nuestro futuro, perdiéndonos de saborear el dulce momento presente, desconectándonos de nuestras propias necesidades y de las señales que nos envía nuestro cuerpo.

Pareciera que siempre hay una buena razón para hacer un esfuerzo más aunque nos estemos reventando, para dejar para más tarde nuestro descanso o para tomarnos unas merecidas vacaciones…

Cuando la vida se pasa y no nos escuchamos, no nos atendemos, no nos amamos el cuerpo termina por guardar silencio por un tiempo, pero después saturado, nos grita de ira, de impotencia y desesperación por haberlo abandonado.

Nos sentimos tan desconectados de nosotros mismos, que no podemos crear un espacio interior seguro, porque nos convertimos en las personas menos importantes de nuestras vidas, anteponiendo primero a los hijos, la pareja, el estatus, los roles sociales.

Debería ser una prioridad crearnos una vida satisfactoria, una vida plena.

Saber que la persona por la que hemos esperado por tanto tiempo somos nosotras mismas, nosotros mismos.

Si construimos una relación solidaria con nosotros mismos, podemos extender esta relación a los demás.

Deberíamos visitar todos los rincones de nuestra vida, para sanar y liberar cualquier resonancia de culpa, duda y odio por nosotros mismos.

Encontrarnos y reconocernos significa darle voz a nuestra guía interior y entonces desde ahí darnos un espacio de conciencia superior para preguntarnos:

¿Qué necesito ahora?

¿cómo influye mi mundo exterior en mi bienestar?

¿Qué puedo cambiar en mi vida para sentirme pleno?

¿Qué me impide tener una vida vibrante?

¿Qué tanto tiempo dedico a resolver los problemas de los demás y me olvido de mí mismo?

¿Estoy realizando la finalidad de mi vida?

Después de trabajar en tu bitácora, te invito a que valores tu fuerza, tus dones y tu talento.

Que tengas el suficiente valor de respetarte y amarte al margen de tu  peso actual, al margen de con quién estas casada, casado, de las heridas recibidas, de tus preferencias sexuales.

Comprométete contigo misma, contigo mismo a crear el cielo en la tierra, a tratarte con dulzura, a abrazarte aunque nadie más lo haga. 

Necesitas este compromiso para  ser feliz y realizarte desde lo que realmente eres!!!

Reconoce tus méritos, acepta los elogios, permítete sentir y vive el éxito de enamorarte de ti misma, de ti mismo.

Feliz Camino!!!

Xiomara Xibillé.

Puro corazón!!!

Deja un comentario